La red hidráulica de Las Médulas llegó a sumar más de 600 km de longitud repartidos en 9 canales principales, si bien no todos estuvieron activos al mismo tiempo. De hecho fueron construidos y utilizados de forma sucesiva a medida que la evolución de la explotación minera demandaba aportes de agua a mayor altitud.

Mapa Canales romanos

600 km

La red hidráulica de Las Médulas está compuesta por unos 600 km de conducciones que se reparten de forma desigual por ambas vertientes de los montes Aquilianos, la estribación montañosa en la que está enclavado el yacimiento arqueológico de Las Médulas y que constituye la rama más occidental de la sierra del Teleno.

El conjunto consta de 9 conducciones principales, de las cuales solo 3 discurrían por la vertiente septentrional, la que mira a la depresión del Bierzo. El resto, 6 canales principales y 2 auxiliares, surcaban las laderas meridionales de la sierra, las que vierten al valle del río Cabrera.

600 Km

  • C541 Km

  • C481 Km

  • C3143 Km

  • C3b10 Km

  • C3a10,5 Km

  • C235 Km

  • C195 Km

  • C045 Km

  • CN-257,7 Km

  • CN-1bis18,3 Km

  • CN-171,7 Km

Identificación

Cada uno de estos canales se identifica por medio de un código que comienza con las siglas “CN” en el caso de los canales de la vertiente norte, y simplemente con una “C” en el caso de las conducciones de la vertiente sur, seguidos de un numeral que aumenta de menor a mayor cota, y de mayor a menor antigüedad.

Así, el canal C-0 es el que discurría a menor altitud de toda la red, y también fue el primero en ser construido. En el extremo opuesto, el canal C-5 se relaciona con la etapa final de la mina y del desarrollo de la red hidráulica y es, al mismo tiempo, el canal que circula a mayor altitud de toda la red.

Atendiendo no solo al número de canales que se dirigen a cada curso, sino también a su desarrollo longitudinal y capacidad de suministro, se hace patente el interés de los ingenieros romanos por captar el agua de las principales corrientes fluviales de la comarca, a pesar del espectacular incremento de costos y esfuerzos que ello suponía. Así se constata la captación prioritaria de las aguas del río Cabrera, en el cual se abastecían los canales C-0, C-1 y C-3.

Estos dos últimos llaman la atención por su extraordinaria longitud, que les hacía alcanzar la vertiente norte de la sierra de la Cabrera, acercándose al nacimiento del río homónimo en el entorno de las localidades de La Baña y Encinedo. En segundo lugar de importancia por su capacidad de suministro aparece el río Eria, al que se dirige el canal C-4, y en tercer lugar, el río Oza, que era la fuente principal que alimentaba los canales de la vertiente norte.

Rio Cabrera

Los rios

El hecho de dirigir reiteradamente las conducciones de agua hasta el cauce del Cabrera y, posteriormente, del Eria, indica una evidente insuficiencia de los arroyos intermedios para satisfacer y garantizar las necesidades de la mina, y para cubrir la capacidad de caudal de los canales, al menos durante largos periodos de la primavera, el verano y el otoño. Por ello se hacía del todo necesario un suministro directo a partir de las corrientes fluviales más importantes y de caudal más estable a lo largo del año.

La red septentrional de Las Médulas está compuesta por 3 canales que suman alrededor de 148 km de longitud.

Canales vertiente norte

Vertiente norte

Dos de ellos, el CN-1 y el CN-2, de 71,7 km y 51,7 km respectivamente, captaban sus aguas en el limitado caudal del río Oza a la altura de Peñalba de Santiago.

Estos canales intervinieron tanto en las fases iniciales de la explotación (CN-1), suministrando agua a la cota 810 m, como en la etapa final (canal CN-2), mediante el aporte a la cota máxima de abastecimiento en Campo da Braña (978 m).

Más recientemente, se ha constatado la existencia de un tercer canal, denominado CN-1bis, de corto recorrido (19,3 km). Este captaba las aguas del arroyo de Ferradillo en Villavieja, efectuando el suministro a la zona central del yacimiento (cota 880 m).

La red hidráulica meridional resulta mucho más extensa y compleja, contando con 6 canales principales que abastecían a Las Médulas desde la cuenca del río Cabrera y que sumaban del orden de 460 km de longitud.

Canales vertiente norte

Vertiente sur

Tres de estos canales (el C-0, el C-1 y el C-3) tenían su captación directamente en el cauce de este caudaloso río, mientras que el canal C-4 realizaba un trasvase de cuencas, recogiendo las aguas en la cabecera del río Eria (cuenca del Duero) en la localidad de Corporales, y devolviéndolas, a través de la mina de Las Médulas, a la cuenca del río Sil.

Los dos restantes aprovechaban el caudal de arroyos intermedios, afluentes del río Cabrera por la derecha, como son el arroyo de Valdecorrales en Llamas de Cabrera (canal C-2), y el arroyo de la Sierra en Odollo (canal C-5).

Aparte de estos canales, el C-3 se desdoblaba a la altura del valle de Rozana en otros dos canales auxiliares, el C-3a y el C-3b, que circulaban en cotas ligeramente inferiores al ramal principal.

El canal C0 tenía su nacimiento en el río Cabrera, aguas abajo de la localidad de Odollo (Castrillo de Cabrera), desde donde fluía a lo largo de 45 km por la parte baja del valle hasta sus depósitos, situados en la periferia de la mina.

Canal 0 en Pombriego

Canal 0

Es el canal que circula a menor altitud de toda la red hidráulica de Las Médulas, habiendo participado en el comienzo de la explotación en su sector inferior, el que afectó al entorno de la actual población de Carucedo (cota 570 m).

Debido a su posición topográfica, es el canal que se ha visto más afectado por las labores agrícolas, las repoblaciones forestales y la construcción de pistas para el tránsito de vehículos en época moderna, que han provocado su desaparición en diversos tramos.

Su parte final tampoco se conserva debido a la propia destrucción causada en su momento por el avance de las labores mineras en Las Médulas y la acumulación de estériles en el barranco de la Balouta, donde se pierde su trazado.

El canal C1 cogía sus aguas del río Cabrera, en el entorno de Encinedo de Cabrera donde, excepcionalmente, se ha podido llegar a localizar el punto exacto de la captación en la margen derecha del río. .

Canal 1 Llamas de Cabrera

Canal 1

Con un trazado de casi 100 km, este canal aportó agua a la mina de Las Médulas durante las primeras fases de la explotación, abasteciendo un depósito localizado a cierta altura por encima de la actual localidad de Las Médulas (cota 780 m).

El canal C1 cogía sus aguas del río Cabrera, en el entorno de Encinedo de Cabrera donde, excepcionalmente, se ha podido llegar a localizar el punto exacto de la captación en la margen derecha del río.

A lo largo de su trazado conserva importantes restos arqueológicos y vestigios de la fábrica original del canal. En concreto, el tramo visitable que se adentra en el valle Lleiroso desde Llamas de Cabrera es uno de los más espectaculares de toda la red hidráulica de Las Médulas.

El canal C2 es uno de los más cortos de la red meridional de abastecimiento de Las Médulas, con “solo” 35 km de longitud.

Canales en Santalavilla

Canal 2

Así, interrumpe su trazado ascendente en las inmediaciones de Llamas de Cabrera, donde tenía su captación en el arroyo de Valdecorrales.

Dado que tanto los canales inferiores como los superiores llegaban hasta el río Cabrera y el río Eria, se pensó, en un primer momento, que podía tratarse de una obra incompleta, abandonada de forma prematura ante la necesidad de poner en funcionamiento canales a cotas más altas.

Sin embargo, la posible existencia de un paralelismo entre este canal, el C-5 y el CN-1bis, cuya función parece ser la de un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos más próximos al yacimiento cuando los canales principales alcanzasen su límite de capacidad, inclina ahora a pensar que el C-2 tenía también una función de aporte suplementario para los terrenos explotados por los canales inferiores, en este caso el C-1. Su cota de trabajo en Las Médulas es de 840 m.

El canal C3 constituye la segunda conducción de agua más larga de la antigüedad, sólo superado por el canal de abastecimiento a la ciudad romana de Constantinopla (actual Estambul). .

Canal C3 en la etapa 1

Canal 3

Con 143 km de recorrido, el canal C3 es el más largo con diferencia de toda la red hidráulica de Las Médulas.

Sus aportes tardaban 3 días en llegar desde el lugar de captación en el río Cabrera, por debajo del lago de La Baña, hasta el depósito de almacenamiento situado a pie de explotación en la mina de Las Médulas. A lo largo de todo este trazado mantiene una pendiente uniforme y constante del 0,21%, dando cuenta de la precisión con que fue realizada la obra.

A partir del arroyo de Rozana (Pombriego) el canal se desdoblaba en otros dos, el C-3a y el C-3b, que pudieron servir para ampliar las zonas de trabajo en la explotación, donde tienen las siguientes cotas de llegada: 940m, 910 m y 885 m, respectivamente. Estos niveles se relacionan con los trabajos en la parte central del yacimiento, y con una fase ciertamente avanzada de la explotación.

El canal C4 de 81 km de longitud, tenía su captación en el río Eria (perteneciente a la cuenca del Duero) en las inmediaciones del actual barrio de Pedrosa de Corporales.

Canal C4 en Campo da Braña

Canal 4

Como consecuencia, el resultado de su intervención era un trasvase efectivo de agua hacia la vertiente del río Cabrera (cuenca del Sil).

Para alcanzar este lugar de captación los romanos tuvieron que corregir de forma intencionada el trazado del canal, incrementando su pendiente desde las proximidades del río Cabo para hacerlo pasar con exactitud por el punto topográfico más favorable del puerto de Peña Aguda, a la cota 1247 m, donde se aprecia todavía su caja cortada por la actual carretera.

En el otro extremo, el canal C-4 confluía en Las Médulas con el canal CN-2 de la vertiente septentrional, vertiendo sus aguas al depósito de almacenamiento de Campo de Braña, que representa la cota más alta de abastecimiento (978 m).

El canal C5 es el canal más alto de la red de abastecimiento hidráulico de Las Médulas. Sus aportes complementaban los del canal C-4 y CN-2 permitiendo el llenado rápido del depósito de Campo da Braña.

Canal C5 en Peña Forcada

Canal 5

Efectuaba un aporte adicional de agua al depósito de Campo da Braña, donde complementaba el caudal de los canales C-4 y CN-2.

Intervino, por consiguiente, en las fases finales de la explotación, en el laboreo de las terrazas superiores del yacimiento y en el lavado de los últimos depósitos auríferos que se trabajaron antes del abandono de la mina.

Este canal tenía su origen en el arroyo de la Sierra, en Odollo (término de Castrillo de Cabrera), a 41 km de Las Médulas. Desde allí y a lo largo de su trazado recibía los aportes de los numerosos arroyos que eran interceptados en su camino hasta la explotación, entre los cuales destacan por su importancia los de Valdecorrales (Llamas de Cabrera), La Quiana (Santalavilla) y Rozana (Pombriego).