GR292presenta una longitud de 37 km en su trazado principal (que son más de 50 km si se tienen en cuenta las variantes y derivaciones adicionales a la ruta).

Su itinerario discurre por la vertiente meridional de los montes Aquilianos enlazando el paraje de Campo da Braña, en la periferia del yacimiento romano de Las Médulas, con la localidad de Llamas de Cabrera, situada en las faldas del pico de La Cruz en pleno valle del río Cabrera. Este recorrido se divide en tres etapas, con puntos intermedios de paso en las localidades de Pombriego y Santalavilla. A lo largo del camino se usan principalmente los antiguos trazados de los diferentes canales que formaban parte de la red de abastecimiento de Las Médulas por el sur.

GR292 Etapa 1
GR292 Etapa 1 Campo da Braña - Pombriego
  • Recorrido: lineal por senda
  • Longitud: 13 km
  • Horario: 3:30h
  • Desnivel: 100m500m
  • Época: todo el año
  • Dificultad: media
MIDE
ver canales puntos de interés

Desde la localidad de Orellán dejando el coche en el aparcamiento, un poco más arriba, accederemos primero por la carretera y luego por una pista al paraje de Campo da Braña.

Partiendo del área recreativa de Campo da Braña, donde se localizaba el depósito de abastecimiento de agua más elevado de la mina de Las Médulas, iniciamos el recorrido por el trazado del canal C-4, que nos conduce a un primer vallejo por el que se desciende a enlazar con el canal C-3.

Este canal nos guiará a lo largo de los siguientes 5 km a través de las sucesivas vallejas de la cabecera de Valdefrola, ofreciendo panorámicas espectaculares del valle del río Cabrera. Superado este tramo, la ruta entronca con el camino viejo de Voces a Pombriego para descender al valle de Rozana en busca del canal C-1, del que apenas quedan restos visibles en la vertiente occidental del valle. No así en la ladera opuesta, a la que se accede tras vadear el arroyo de Rozana.

A partir de allí, la ruta continúa por un antiguo “carril”, resultado de la transformación del canal C-1 en un camino de carros que conserva importantes vestigios romanos. Justo a la salida del valle, un breve desvío siguiendo la huella del canal lleva hasta un túnel romano. Pero el mal estado de este tramo nos obliga a dar un rodeo, bajando a conectar con la pista de un repetidor para volver a subir en busca del canal C-1.

De nuevo en la traza del canal, continuamos en dirección al paraje de El Sardón, donde un impresionante corrimiento de tierra ha dejado una profunda cárcava en la ladera, que nos vemos obligados a rodear con una brusca subida seguida de una fuerte bajada.

Justo aquí se separa una variante del sendero hacia el canal C-5. Esta variante, al igual que un desvío que se alcanza apenas unos cientos de metros más adelante, forma parte de la segunda etapa. Nosotros debemos seguir bajando, ya con el único objetivo de ganar el fondo del valle y llegar a Pombriego.

En este descenso encontraremos un breve desvío señalizado que lleva al “túnel del Sastre”, donde se conserva un espectacular paso del canal C-0 a través de un crestón rocoso colgado en la ladera.

En Campo da Braña se situaba el punto de abastecimiento de agua más elevado del yacimiento de Las Médulas, al que aportaban agua los canales C-4 y C-5 de la vertiente sur, y el canal CN-2 de la vertiente norte.

Una parte importante del recorrido de esta etapa discurre por el canal C3, el segundo más largo de la antigüedad con 143 km de longitud. Este canal captaba el agua muy cerca del nacimiento del río Cabrera en el lago de La Baña.

El canal C1 en el valle de Rozana ha sido transformado en un carril para el tránsito de carros y para su uso como vía de comunicación. Esto explica la anchura y las huellas de rodadura visibles en la antigua caja del canal.

Cerca de Pombriego son visibles todavía algunos restos del canal C-0, el que discurre a menor altitud de toda la red hidráulica de Las Médulas. Uno de los enclaves de mayor interés asociados a este canal es el llamado túnel del Sastre, denominación que alude a una inscripción hecha en la roca por un refugiado de la Guerra Civil a la entrada de un largo túnel del canal.

Perfil (etapa 1)
GR292 Etapa 2
GR292 Etapa 2 Pombriego - Santalavilla
  • Recorrido: lineal por senda
  • Longitud: 8,6 km
  • Horario: 3h
  • Desnivel: 380m300m
  • Época: todo el año
  • Dificultad: media
MIDE
ver canales puntos de interés

El primer tramo de este recorrido es un enlace compartido con la primera etapa, en el que se sube desde Pombriego a dar con el canal C-1, trayecto en el que se puede visitar el espectacular enclave del “túnel del Sastre”. Más adelante la ruta alcanza un cruce señalizado donde las etapas 1 y 2 divergen. Para continuar hacia Santalavilla, debemos seguir subiendo unos metros más, sin tomar ningún desvío, hasta situarnos a la altura del canal C-1

En este punto finaliza la subida inicial y la ruta prosigue, ya sin apenas desnivel, por la huella del canal C-1 en dirección este. En su recorrido por el canal, la ruta alcanza enseguida el paraje de Valdecucrillos, donde se puede admirar el denominado Buraco de Valellos, uno de los túneles romanos más llamativos de cuantos jalonan la red hidráulica de Las Médulas.

Más adelante, la senda se adentra en el profundo valle del arroyo de Vallolid, por el que avanza lentamente hasta situarse a la altura del torrente.

Debemos vadear el arroyo para continuar por la vertiente opuesta, donde la senda no tarda en abandonar la traza del canal para tomar una pista forestal de reciente construcción. Este camino de tierra, transitable para vehículos todoterreno, lleva directamente a Santalavilla por la loma que limita el valle de Vallolid, terminando con una fuerte bajada en la carretera de acceso a la localidad.

En la parte común con la etapa 1 podemos ver, cerca de Pombriego algunos restos del canal C-0, el que discurre a menor altitud de toda la red hidráulica de Las Médulas. Y el llamado túnel del Sastre, denominación que alude a una inscripción hecha en la roca por un refugiado de la Guerra Civil a la entrada de un largo túnel del canal.

En el paraje de Valdecucrillos, el canal C-1 atraviesa un afloramiento de cuarzita por medio de un túnel amplio y muy bien conservado, conocido como Buraco de Valellos. Este túnel describe una ligera curva adaptándose a la forma de la ladera y enlaza con un trecho de canal cajeado en la roca igualmente llamativo.

Santalavilla conserva hermosas muestras de arquitectura tradicional, aunque es más conocida por sus bodegas excavadas en sedimentos rojos del Mioceno, en lo que también fue una mina de oro romana.

Perfil (etapa 2)
GR292 Etapa 2. Variante 1
GR292 v1 Etapa 2 Pombriego - Santalavilla
  • Recorrido: lineal por senda
  • Longitud: 17 km
  • Horario: 5:50h
  • Desnivel: 700m580m
  • Época: primavera y otoño
  • Dificultad: alta
MIDE
ver canales puntos de interés

Como alternativa al trazado más sencillo entre Pombriego y Santalavilla que proporciona el canal C-1, esta variante, de dificultad alta, realiza el mismo trayecto utilizando como guía la huella del canal C-5, el más alto de la red de canales de Las Médulas.

Para ello, iniciamos la subida por el camino del Sardón, compartido con la etapa 1. Al llegar a este enclave, donde un impresionante deslizamiento de tierras ha abierto una profunda cárcava, encontraremos un desvío señalizado que nos dirige a un sendero en zig-zag que conduce a Peña Forcada, donde los romanos rebajaron la altura del collado para permitir el paso del canal.

En este punto finaliza la ascensión, y la ruta prosigue faldeando los montes Aquilianos a gran altitud, disfrutando de las vistas en un largo llaneo que acaba por tropezar con el camino del Campo de las Danzas, a la altura del arroyo de la Quiana.A partir de aquí, el GR continúa sobre la huella del canal C-5, convertido en una pista estrecha que corre por la vertiente oriental del valle de la Quiana hasta conectar con un viejo sendero que desciende bruscamente hacia el pueblo de Santalavilla, visible en el fondo del valle.

En realidad, el trazado de la variante 1 finaliza en el cruce anterior, donde el GR prosigue por el canal en dirección a Llamas de Cabrera, en un tramo que forma parte de la tercera etapa.

En la parte común con la etapa 1 podemos ver, cerca de Pombriego algunos restos del canal C-0, el que discurre a menor altitud de toda la red hidráulica de Las Médulas. Y el llamado túnel del Sastre, denominación que alude a una inscripción hecha en la roca por un refugiado de la Guerra Civil a la entrada de un largo túnel del canal.

Aunque quedan muy pocos restos visibles de la obra romana a lo largo del canal C5, la altitud del itinerario permite disfrutar de grandes panorámicas, al tiempo que el paso comprometido de algunos farallones rocosos, la travesía de cárcavas y vaguadas, y el aislamiento de la zona dan buena idea de las dificultades que los romanos tuvieron que superar para ejecutar esta obra.

En peña Forcada los romanos rebajaron la altura de un collado en más de 20 m para pasar el canal C-5 sin necesidad de hacer el rodeo de la peña al que les obligaba el relieve original. A pesar de la vegetación existente, todavía se puede ver con claridad la caja excavada en la loma a la altura precisa para que fluyera el agua.

El canal C5 es el canal más alto de la red hidráulica de Las Médulas. Tenía su captación en el río de la Sierra, cerca de Odollo, y un trazado de 41 km, al cabo de los cuales desembocaba en el depósito de Campo da Braña.

Perfil (etapa 2 variante 1)
GR292 Etapa 3
GR292 Etapa 3 Santalavilla - Llamas de Cabrera
  • Recorrido: lineal por senda
  • Longitud: 15,4 km
  • Horario: 5h
  • Desnivel: 620m313m
  • Época: todo el año
  • Dificultad: alta
MIDE
ver canales puntos de interés Casarina Fueyo Camino

Partiendo de la iglesia de Santalavilla, seguimos el camino de la Quiana a lo largo de 1,5 km, hasta encontrar un sendero que se desvía a la derecha a cruzar el arroyo. Esta senda da inicio a un duro tramo de subida de unos 2 km en el que se salvan casi 600 m de desnivel hasta alcanzar la cota del canal C-5.

En este punto existe un cruce, con la variante 292.1 que se aparta a la izquierda. La tercera etapa del GR prosigue por la derecha, sobre la huella del canal y sin apenas desnivel, en busca del valle Lleiroso, que se repliega en numerosas vallejas.

Tras vadear el arroyo de Valdecorrales, la ruta gira hacia Llamas de Cabrera por las faldas occidentales del pico La Portillina. En este tramo se sigue el llamado Camino de la Sierra, que nos conduce al arroyo de la Petadura, donde se separa a la izquierda la variante 292.2, que continúa directa hacia Llamas de Cabrera.

En cambio, el trazado principal desciende por la vaguada del arroyo hasta la cota del canal C-3, que se sigue después en dirección al pueblo. En este trazado se incluye una corta derivación hacia el paraje de La Casarina, donde son visibles restos de una importante mina subterránea de época romana.

En el paraje de La Casarina, al que se accede desde el trazado principal del GR 292 por una corta derivación del sendero, se pueden contemplar los restos de la mayor mina de oro subterránea de época romana documentada en España. Este importante conjunto está compuesto por más de 20 trabajos subterráneos y varias zonas de minería hidráulica que contaron con su propia red de canales y depósitos de acumulación y distribución del agua.

La variante 292.3 da acceso al canal C1 en las inmediaciones de Llamas de Cabrera, en un tramo que conserva muros de sostenimiento colgados sobre el precipicio, cortes en la roca, inscripciones, un túnel y un aliviadero.

La parte central de la etapa recorre la cabecera del valle Lleiroso, en uno de los sectores más remotos y mejor conservados de los Montes Aquilianos.

Desde el canal C1 en las inmediaciones de Llamas de Cabrera es posible descender al llamado Prado del Fueyo. En este enclave, al otro lado del arroyo de Valdecorrales, se ven los restos de varios canales labrados en la ladera a través de un espolón rocoso. Este lugar se conoce como La Campana y corresponde a varios canales utilizados para el lavado de sedimentos aluviales en busca de oro río abajo.

Perfil (etapa 3)

Desciende aún más hacia el fondo del valle, para recorrer uno de los tramos mejor conservados del canal C-1. Esta variante regresa al camino principal a las afueras de Llamas de Cabrera, muy cerca del final del recorrido y después de dejar atrás el desvío hacia el prado del Fueyo, donde se pueden ver restos de canales romanos en el paraje de La Campana.

Bajada directa al pueblo de Llamas de Cabrera por un camino.

PR-LE 61
PR-LE 61 La Virgen del Valle
  • Recorrido: lineal por senda
  • Longitud: 6,4 km
  • Horario: 2:30h
  • Desnivel: 150m70m
  • Época: todo el año
  • Dificultad: media
MIDE
ver canales puntos de interés

Este sendero comparte punto de inicio en la fuente de Llamas de Cabrera con el Gran Recorrido GR 292 (sendero de los Canales Romanos de Las Médulas), si bien ambos toman direcciones opuestas desde el principio. Concretamente el PR-LE 61 pone rumbo al sur por la carretera de Odollo, que pasa por delante de la fuente. Por esta vía asfaltada se sube apenas unos metros hasta encontrar un desvío que desciende a la derecha de la calzada en busca de la traza del canal C-1.

A partir de ese lugar, la ruta avanza sin apenas desnivel y a media ladera dominando el angosto valle del río Cabrera, que se bifurca más adelante en dos valles de similar entidad, continuando el río Cabrera por la izquierda y apartándose el Silván hacia la derecha. La confluencia de ambas corrientes se alcanza poco después, al tiempo que la ruta dobla la loma de un vallejo secundario surcado por el arroyo de Valdeolleras. Siguiendo las curvas de nivel, la senda continúa sobre el antiguo trazado del canal a través de prados y laderas de monte bajo hasta tropezar con un primer túnel que es preciso atravesar. Poco después se alcanza un segundo túnel, más largo y llamativo.

Justo en ese punto, una senda señalizada remonta la ladera por la izquierda para ir a salir a la carretera de Odollo, que debemos cruzar para continuar subiendo un poco más por un camino de tierra, hasta conectar con el canal C-3. La ruta gira entonces al norte para volver sobre sus pasos, atravesando ahora la ladera a mayor altitud, por una zona más agreste y empinada, en la que se conservan magníficos ejemplos de muros de sostenimiento romanos. Siguiendo el sentido que un día llevaron las aguas, este tramo nos conduce cómodamente, aunque con algunos pasos irregulares, derivados del derrumbe y erosión de la ladera a lo largo de cientos de años, hasta el emplazamiento de la ermita de la Virgen del Valle, el santuario de referencia de toda la Cabrera Baja. Desde aquí es posible cerrar el circuito regresando a Llamas de Cabrera por la carretera, en un tramo de 3 km no señalizado

Obras y elementos de ingeniería romana asociados a la red de canales que abastecía de agua la mina de oro de Las Médulas (túneles en el canal C1, muros de sostenimiento de los canales C1 y C3, aliviadero labrado en la roca en el canal C3). El canal C3 es además la segunda conducción hidráulica más larga de la antigüedad, con 143 km de longitud.

Buena parte del recorrido ofrece magníficas vistas panorámicas. La primera parte de la ruta, antes de salir al valle del arroyo Valdeolleras incluye un espectacular tramo de carril cortado en la roca y colgado sobre el valle del río Cabrera.

La ruta termina en la ermita de la Virgen del Valle, que acoge a la patrona de la Cabrera en una humilde santuario situado a orillas del arroyo de Valdeolleras. Esta ermita es el escenario de una popular romería que se celebra el primer domingo después de Pascua, en la cual se lleva a la Virgen en procesión hasta el cercano alto de la Cruz de Piedra.

Perfil (prle61)
PR-LE 62
PR-LE 62 Pozo Moyabarba
  • Recorrido: ida y vuelta por senda
  • Longitud: 0,6 km
  • Horario: 20min
  • Desnivel: 15m15m
  • Época: todo el año
  • Dificultad: media
MIDE
ver canales puntos de interés

Este sendero, de muy corto recorrido pero gran interés histórico e interpretativo, da acceso a los restos de un canal romano que un día sirvió para desviar el curso del río Cabrera aguas abajo de su confluencia con el arroyo de Valdecorrales, permitiendo así el bateo de los sedimentos fluviales que se acumulan en el llamado pozo Moyabarba. Esta poza se localiza a la salida de un profundo meandro que el Cabrera describe muy cerca del paraje del Miédalo, en terrenos de Llamas de Cabrera.

El punto de partida de este itinerario se encuentra en la carretera de Llamas de Cabrera a Silván, justo después de cruzar el puente sobre el río Cabrera y antes del desvío hacia una pequeña área recreativa.

El primer tramo es un brusco descenso hasta la margen izquierda del río. Una vez abajo, la ruta prosigue por la orilla del cauce, entre grandes cantos rodados y troncos arrastrados por la corriente, hasta llegar a las inmediaciones de una estrecha garganta en la que el curso fluvial se encañona al tiempo que describe un cerrado meandro.

En este punto se puede ver un espectacular tajo abierto en la peña por el cual circulaban las aguas de un antiguo canal romano que discurría en paralelo al cauce. La caja de este canal nos permite salvar el meandro para acceder al siguiente tramo fluvial, dando vista al pozo Moyabarba, donde se concentraba el laboreo en busca de pepitas de oro.

Canal romano labrado en la roca. A la altura del llamado pozo Moyabarba, los romanos construyeron un canal para desviar la corriente del río Cabrera y facilitar el bateo de los sedimentos auríferos que se acumulaban en el lecho fluvial. Aunque la mayor parte de aquella obra ha sido destruida por siglos de crecidas, aún perdura un espectacular tajo abierto en la roca a base de pico y cincel. Llamativamente, este canal se localiza varios metros por encima del nivel actual del río, evidenciando el trabajo erosivo que la corriente ha sido capaz de realizar a lo largo de los últimos 1800 años.

Antigua ferrería de Llamas de Cabrera. En la margen derecha del río y por encima de la carretera de Llamas a Silván, aún se pueden ver las ruinas de varias edificaciones que formaban parte de una antigua ferrería.

Las riberas del Cabrera conservan un magnífico bosque galería dominado por el aliso, que da paso a robles y encinas en las empinadas laderas que encajonan el curso fluvial. En el cauce no es difícil observar aves propias de ríos de montaña, como la lavandera cascadeña y el mirlo acuático, mientras se escucha al ruiseñor común en las espesuras ribereñas.

Área recreativa de Llamas de Cabrera. Situada al lado de la carretera, en una terraza fluvial en la confluencia del arroyo de Valdecorrales con el río Cabrera y en el punto de inicio de la senda que conduce al pozo Moyabarba. Es un magnífico lugar para una comida campestre y para descansar después de la ruta.

Perfil (prle62)